Beneficios del rábano: Descubre los poderes nutricionales de esta raíz para la salud


Todo aquel que busca aumentar las posibilidades de su menú, sin dejar de pensar en los nutrientes, debe incluir el rábano en su alimentación diaria. El rábano, además de extremadamente versátil, cuenta con componentes increíbles para nuestra salud, que van desde los aspectos estéticos hasta lucha contra enfermedades que puedes encontrar en la página de Farmacia del Ahorro.

Altamente nutritiva, esta raíz tiene un sabor ligeramente picante que ayuda a realzar el sabor de los platos en los que se sirve. Conocido por sus beneficios medicinales, el consumo de rábanos puede potenciar tu salud impidiendo que las alergias y las infecciones formen parte de tu vida diaria. A continuación, te presentamos algunos de los poderes nutricionales del rábano:

Los rábanos son excelentes fuentes de nutrientes, como antioxidantes, que benefician al sistema inmune, impidiendo la acción de los radicales libres en el organismo; fibras dietéticas, que ayudan a nuestro sistema digestivo, además de vitamina C, potasio y fósforo, que ayudan a controlar la presión arterial y la salud cardiovascular. Así mismo, el rábano puede aumentarse fácilmente a nuestra alimentación:

Se puede añadir en ensaladas, jugos o incluso sirve con una merienda casi nada calórica.

¿Cuáles son los beneficios del rábano para nuestro organismo?


  • Fuente de pocas calorías: por ser poco calórico, el rábano es un excelente vegetal para añadir en las dietas, además de ser rico en varios nutrientes la raíz tiende a ayudar a perder peso.
  • Rico en fibras: promueve la sensación de saciedad, también colaborando con la pérdida de peso en una dieta equilibrada. La raíz tiene un bajo índice glucémico que también ayuda a controlar la glucosa en sangre.
  • Diurético natural: según la Dra. Paola, el vegetal tiene un efecto diurético, ayudando así al tratamiento de las enfermedades urinarias. También alivia la inflamación y la sensación de ardor.
  • Es bueno para el intestino: fuente de fibras alimentarias, el consumo de rábano puede ayudar a prevenir el estreñimiento o la retención de líquidos.
  • Sistema respiratorio: hace bien al sistema respiratorio colaborando para eliminar el exceso de mucosidad. El rábano actúa en la congestión y reduce problemas como irritación de la nariz, de los pulmones provocados por alergias respiratorias o resfriados.
  • Disminuye la presión arterial: Rico en potasio, mineral que estimula la relajación de los vasos sanguíneos, el consumo de rábano ayuda al torrente sanguíneo y favorece la presión arterial. El potasio encontrado en el alimento también es responsable de regular el metabolismo.
  • Hidrata: el vegetal está en la lista de alimentos con alto contenido de agua, manteniendo la hidratación de la piel y combatiendo la deshidratación. Además, ayuda a desinflar el cuerpo y a regular la presión.
  • Fuente de calcio: Este mineral es importante para el mantenimiento y fortalecimiento de los huesos, dientes y músculos. El calcio también ayuda a regular el ritmo cardíaco, beneficiando la salud cardiovascular.

Rábano en la lucha contra el cáncer

Por su capacidad antioxidante, el rábano tiene acción anticancerógena en el organismo. Según los estudios, la sustancia "isotiocianato", que se encuentra en gran cantidad en el vegetal, tiene una acción eficaz contra las células cancerígenas. Además, los rábanos son buenas fuentes de fibras que ayudan a combatir el cáncer de colon, por ejemplo.