¿Cómo tratar la anemia con alimentación?


Fatiga, debilidad y dolor de cabeza son síntomas comunes en aquellos con anemia causada por la falta de glóbulos rojos en la sangre, lo que reduce el flujo de oxígeno a los órganos. Según datos de Farmacias San Pablo, este es uno de los principales problemas de salud pública mundial, llegando a afectar a más de dos mil millones de personas en el mundo. Los motivos son variados, incluida la deficiencia de uno o más nutrientes esenciales. Por lo tanto, siempre es importante consultar a un especialista, que indicará la mejor línea de tratamiento para cada caso.

El tipo más común es el causado por la falta de hierro, llamada anemia ferropriva. Pensando en ello, a continuación te presentamos la mejor manera de tratar la anemia con alimentación:

Carne

Todas las carnes contienen hierro, pero la roja posee en mayor cantidad que otras. Pero como no es saludable comer carne roja todos los días, por el colesterol e incluso el cáncer, también vale diversificar las fuentes de proteína, consumiendo pollo o pescado. Lo recomendado es 100 gr por comida (o un filete del tamaño de la palma de la mano).

Hígado

Tiene un alto contenido de hierro, tanto que una pequeña porción ya es suficiente para aumentar los niveles de hemoglobina en la sangre. Sólo ten cuidado de que sea una pieza fresca, de buena calidad. Puede ser un sustituto de la carne roja una vez a la semana, como mucho, debido al alto colesterol.

Espinacas

Este es uno de los mejores alimentos (de origen vegetal) para combatir la anemia por su buen contenido en hierro; además de que es un alimento altamente práctico, por su facilidad de preparación. Además, tiene vitamina B12, ácido fólico y vitamina A, que interfiere en la formación de los eritrocitos. Y cuanto más sangre hemática hay, menos probabilidades Hay de tener anemia. Otras verduras de color verde oscuro, como el brócoli y las escarolas, también cumplen bien el papel de proveer hierro a los vegetales.

Remolacha

Por tener un color similar a la sangre, mucha gente cree que es ideal para evitar la anemia por hierro, pero ella no tiene tanto del mineral. Lo que proporciona es una buena ingestión de ácido fólico, que junto con la vitamina B12 también ayuda en la formación de glóbulos rojos.

Frutas cítricas

Son ricas en vitamina C, fundamental para potenciar la absorción del hierro. El consejo es tomar un jugo de limón durante la comida principal o comer una naranja, kiwi, fresa o guayaba, por ejemplo, en el postre. Otra opción para conseguir ese aporte de vitamina C es exprimir un limón sobre la carne momentos antes de consumirla.

Tomates

Además de contener vitamina C, que es esencial para la absorción de hierro de los alimentos, también contiene una gran cantidad de betacaroteno, vitamina E y fibras, que son muy saludables para la salud general. Se recomienda comer al menos un tomate crudo cada día para garantizar que tu absorción de hierro sea más eficaz.