En 1996 cuando Hotmail irrumpió en los servicios de correo electrónico gratis, el pensar que se pudiera contestar un mensaje desde un celular era algo impensable. De hecho, en América Latina tuvieron que transcurrir algunos años para que la mayoría de las personas tuviera en sus manos un equipo móvil que fuera capaz de enviar y recibir mensajes de texto SMS (antiguamente esta tarea era cubierta por los radio localizadores, los cuales sólo recibían recados).

Por supuesto, la tecnología basada en avances informáticos fue ganando terreno hasta que llegó a los artefactos de comunicación portátiles. En la actualidad, no solamente podemos acceder a Outlook o Gmail, sino a los principales proveedores gratuitos desde nuestros smartphones, descargando una aplicación sin costo.

A lo largo de los siguientes párrafos te explicaremos los métodos de acceso que tendrás para trabajar con Outlook.com, independientemente del sistema operativo que utilice tu celular.

Por razones lógicas, comenzaremos con los usuarios de Windows Phone, pues ellos son los que cuentan con mayor compatibilidad con el correo electrónico gratuito creado por Microsoft.

– Activa la pantalla de tu dispositivo y muévete hacia la izquierda hasta llegar a la lista de aplicaciones. Después oprime en el menú de “Configuración” luego en el que dice: “Correo electrónico y cuentas”.

– Oprime sobre el enlace de “Añadir una cuenta”. (Si ya cuentas con un equipo que tenga instalada la versión número ocho de Windows, solamente tendrás que pulsar en Outlook, para los sistemas operativos anteriores deberás elegir Windows Live.

– En los campos correspondientes escribe correctamente tu nombre de usuario y contraseña, tal y como si lo estuvieras haciendo en el sitio web.

– Finalmente oprime el botón de “Iniciar sesión” y en segundos ya estarás navegando en tu correo electrónico. Es probable que al principio tu bandeja de entrada se encuentre vacía o al menos no muestre la cantidad total de mensajes que tienes almacenados. Esto es normal, pues el sistema no ha tenido el tiempo suficiente como para sincronizar el volumen total de información.

Enseguida les toca el turno a las personas que tienen un iPhone o cualquier tipo de dispositivo creado por Apple:

– Ingresa a la tienda oficial de aplicaciones de Apple y descarga la aplicación de Outlook.

– En cuanto haya concluido el proceso de instalación, toca la palabra “Introducción”.

– Acto seguido escoge la cuenta que deseas añadir.

– Inicia sesión y listo.

Finalmente los usuarios de Android deberán seguir estas sencillísima instrucciones:

– Entra a Google play y en la barra de búsqueda escribe Outlook.

– Sigue el procedimiento normal de instalación y después ingresa tus datos para que puedas empezar a enviar mensajes*.

* Es importante que tengas activa la opción de sincronización automática, para que las notificaciones te lleguen en tiempo real. De lo contrario, tu e-mail sólo se actualizará de forma manual.

¿Qué pasa si la aplicación de Outlook no responde?

– Ubica en tu teléfono la opción que diga “Correo electrónico” y después “Agregar cuenta”.

– Elige la configuración manual. Cuando se te cuestione la clase de correo que vas agregar, escoge “Exchange”.

– En el campo de “Nombre del Servidor” pon Outlook.com y cerciórate de que la casilla “Conexión segura SSL” se encuentra activa. Por último oprime “Listo”.